Directorio de especialistas, medicamentos, centros de salud, urgencias, etc.

Noticias | Foro | Prospectos | Principios activos | Enferm. raras |Medicina familiar
PORTADA Noticias

Oncología
El futuro de la Inmuno-Oncología en el tratamiento de tumores de cabeza y cuello a debate en Bilbao
Cada año se diagnostican entre 12.000 y 14.000 nuevos casos de cáncer de cabeza y cuello en España
España 27/02/2017

Imprimir
oncologia el futuro de la inmuno oncologia en el tratamiento de tumores de cabeza y cuello a debate en bilbao foto noticia medicina
 


Bristol-Myers Squibb organizó en Bilbao un simposio que reunió a expertos y especialistas de toda España para debatir sobre el futuro de la Inmuno-Oncología en el tratamiento de tumores de cabeza y cuello.

La cita tuvo lugar en el Palacio de Euskalduna, Bilbao, en el marco de la VII Reunión del Grupo Español de Tratamiento de Tumores de Cabeza y Cuello, I reunión Conjunta TTCC/GEORCC. Durante la jornada, se presentaron los resultados del estudio de registro de nivolumab en la indicación de carcinoma escamoso de cabeza y cuello recurrente o metastásico, tras fallo a terapia previa basada en platino, donde se evidencia el beneficio en supervivencia global que aporta nivolumab frente a la terapia de elección del investigador.

“En España están afectadas entre 12.000 y 14.000 personas cada año” afirmó el Dr. Ricard Mesia Nin, Presidente del Grupo Español de Tratamiento de Cáncer de Cabeza y Cuello. La incidencia del cáncer de cabeza y cuello es difícil de definir, puesto que en muchos casos, por su localización, se engloban diferentes tipos de tumores. Si se contase sólo a aquellos que se sitúan en la vía aerodigestiva superior, es decir, los ubicados en la cavidad oral, faringe, laringe, nasofaringe y fosas nasales, “el cáncer de cabeza y cuello se posicionaría, más o menos, como el quinto tumor más frecuente en hombres y el noveno en mujeres”, según el Dr. Juan Jesús Cruz, Catedrático y Jefe de Servicio de Oncología Médica. Hospital Clínico Universitario de Salamanca

El cáncer de cabeza y cuello es el séptimo cáncer más frecuente a nivel mundial1 y se estima que se producen 650.000 nuevos casos al año y 350.000 muertes al año1. El carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello (CCECC) representa aproximadamente el 90% de todos los cánceres de cabeza y cuello2. Entre los factores de riesgo de CCECC están el consumo de tabaco y alcohol y el papel creciente de la infección por el virus del papiloma humano (VPH) 3,4, que conduce a un aumento rápido del CCECC orofaríngeo en Europa y Norteamérica.

Los principales desafíos de este cáncer son: el diagnóstico precoz, encontrar tratamientos menos agresivos que preserven el órgano y su función; y mejorar la supervivencia y la calidad de vida del paciente.

El Dr. Mesia apunta que “a través del diagnóstico precoz conseguiríamos parar a este tipo de tumor en un 70-75% de los casos”. En esta línea, el Dr. Cruz sostiene que “son tumores que se localizan en una fase local pero ya avanzada”, por ello, es importante actuar ante los primeros síntomas.

Ambos expertos coinciden en que los tratamientos actuales son muy agresivos. El Dr. Cruz afirma que “al tratarse de tumores en fases avanzadas localmente, no queda más remedio que aplicar a los pacientes terapias mutilantes, basadas en cirugía o radioterapia, que pueden afectar a la fonación o la deglución”. Por su parte, el Dr. Mesia comenta que “los pacientes supervivientes sufren secuelas que les condicionan la calidad de vida, por lo que sería necesario el uso de tratamientos menos agresivos que eviten esos daños.”

De esta manera, los especialistas remarcan la necesidad de conseguir un aumento de la supervivencia y del porcentaje de curación. Como afirma el Dr. Cruz, “hemos avanzado mucho en los últimos años en este tipo de tumores localmente avanzados, pero siguen teniendo una mortalidad importante”.

El carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello que progresa después de tratamiento con un esquema de quimioterapia basado en platino es una enfermedad con un pronóstico muy desfavorable. No existen hasta la fecha tratamientos sistémicos aprobados en Europa que mejoren la supervivencia en este contexto y, por tanto, existe una necesidad no cubierta de nuevas opciones terapéuticas para estos pacientes. En el ensayo CheckMate -141, nivolumab ha demostrado un incremento estadísticamente significativo de la supervivencia global en comparación con tres opciones de tratamiento de elección del investigador en esta población de pacientes, independientemente de los niveles de expresión de PD-L1 y del estado de VPH.

CheckMate -141 es un ensayo de fase 3, abierto, aleatorizado en pacientes con carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello (CCECC) recurrente o metastásico, que evaluó nivolumab frente al tratamiento de elección del investigador (metotrexato, docetaxel o cetuximab) en pacientes que habían fracasado a un tratamiento previo con quimioterapia basada en platino. El objetivo principal del ensayo fue evaluar la supervivencia global de los pacientes, así como el perfil de seguridad de nivolumab.

El Dr. Cruz comentó que la Inmuno-Oncología “aporta una opción que hasta ahora no teníamos para el tratamiento de los pacientes que ya hayan fracasado a un tratamiento con quimioterapia basada en platino, pues aumenta claramente la supervivencia global, con buena tolerabilidad. Y lo más importante, existen pacientes que son largos supervivientes. El principal beneficio de la inmunoterapia reside en que, además de lograr prolongar la supervivencia, hace que los pacientes vivan mejor.”

Los  resultados evidenciados por este estudio hicieron que, en noviembre de 2016, la Food and Drug Administration (FDA), aprobase nivolumab para el tratamiento de pacientes que padecen este tipo de tumores.

La Inmuno-Oncología está considerada actualmente como una importante opción de tratamiento para algunos tipos de cáncer junto con la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia y las terapias dirigidas.

Sin embargo hay un largo camino por recorrer, pues como confiesa el Dr. Cruz, “la gran esperanza no es ya aplicarlo en pacientes metastásicos, sino que lo llevemos a líneas anteriores, o sea, ya no sólo que los pacientes vivan más, sino que podamos hablar de curar más. La Inmuno-Oncología ha cambiado el paradigma de los tumores, el problema que se presenta es identificar a esos pacientes que se van a poder beneficiar de esta terapia, ese, será el principal desafío”.

Las células cancerosas pueden aprovechar las vías “reguladoras”, como los puntos de control, para esconderse del sistema inmunitario y proteger al tumor del ataque inmunitario. Por eso, el futuro del tratamiento del cáncer y el gran desafío de la Inmuno-Oncología será “conseguir ayudar a ese porcentaje de pacientes que aún no se han beneficiado de la inmunoterapia y descubrir nuevas combinaciones de agentes inmunológicos o con otros tratamientos, como la radioterapia o la quimioterapia, para que todos ellos se beneficien y las células cancerígenas sean incapaces de enmascararse” concluye el Dr. Mesia.

Más noticias de Bristol-Myers Squibb


 
InfoPaciente.com