Directorio de especialistas, medicamentos, centros de salud, urgencias, etc.

Noticias | Foro | Prospectos | Principios activos | Enferm. raras |Medicina familiar
PORTADA Noticias

Hipertensión e infarto
Las revisiones periódicas y una dieta sana son fundamentales para evitar la hipertensión
ASISA ofrece una serie de consejos para prevenir la hipertensión arterial
España - 04/04/2013

Imprimir


ASISA celebra el Día Mundial de la Salud, dedicado este año a la hipertensión arterial, ofreciendo una serie de consejos para prevenir esta silenciosa enfermedad que no provoca síntomas durante mucho tiempo pero que, si no se trata, puede desencadenar complicaciones severas como infarto de miocardio, hemorragia, trombosis cerebral, insuficiencia renal y ceguera.

El Dr. Carlos Zarco, Director Médico de Hospital Moncloa, recuerda que "la hipertensión no puede curarse en la mayoría de los casos, pero puede controlarse. En general debe seguirse un tratamiento regular de por vida para bajar la presión y mantenerla estable. Las pastillas son sólo parte del tratamiento de la hipertensión, sin embargo, resulta fundamental llevar una dieta equilibrada que permita perder peso, evitar el consumo excesivo de sal y hacer ejercicio con regularidad”.
La OMS estima que una de cada tres personas en el mundo es hipertensa. Esta proporción aumenta con la edad por ello ASISA recomienda tener en cuenta una serie de factores que ayudan a prevenir la enfermedad y a controlar sus síntomas como:
Seguir una dieta equilibrada para mantener un peso saludable, pobre en grasas saturadas.  
Disminuir el consumo de sal a 4-6 gramos al día; consume menos productos preparados y en conserva, y no emplees demasiada sal en la preparación de los alimentos. 
Reducir la ingesta de alcohol, que en las mujeres debe ser inferior a 140 gramos a la semana y en los hombres es inferior a 210 gramos. 
Realizar ejercicio físico con regularidad, preferentemente pasear, correr moderadamente, nadar o ir en bicicleta, de 30 a 45 minutos, un mínimo de 3 veces por semana. La práctica de ejercicio físico no sólo reduce la presión arterial, sino que también tiene un efecto beneficioso sobre otros factores de riesgo cardiovascular como la obesidad, la diabetes o el colesterol alto. 
Reducir el consumo de café y no consumas más de 2-3 cafés al día. 
Consumir alimentos ricos en potasio, como legumbres, frutas y verduras. 
Evitar el consumo de tabaco

“La tensión alta rara vez presenta síntomas. Estar nervioso o tenso, por ejemplo, no es sinónimo de tener la presión arterial elevada. Por eso la única manera de detectar la hipertensión en sus inicios es con revisiones periódicas. El diagnóstico se puede realizar a través de los antecedentes familiares y personales, una exploración física y otras pruebas complementarias” recuerda el Dr. Zarco. 


Hipertensión durante el embarazo
Aproximadamente, una de cada diez mujeres padece hipertensión durante su embarazo, uno de los problemas médicos más frecuentes durante la gestación. Existen varios tipos de hipertensión y no todas revisten la misma gravedad, en cualquier caso, los riesgos aumentan en mujeres obesas o que padecen diabetes. Una hipertensión no tratada en el embarazo puede llevar al retraso en el crecimiento del bebé, desprendimiento placentario, sufrimiento fetal o parto prematuro.

Sin embargo, mantener una dieta rica en frutas y verduras, eliminando la sal de las comidas, las grasas, el alcohol y el tabaco, ayudará a prevenir esta enfermedad y a evitar cualquier riesgo que pueda desencadenar para la salud tanto de la madre como del bebé. Además, la actividad física y la relajación también evitan que la tensión arterial se dispare.

 
Prensa | Privacidad |

InfoPaciente.com